curetaje-portada-reyes-de-navarra

Vaya una palabra, curetaje, para nombrar a un tratamiento que muchos pacientes nos piden por recomendación de otras personas. Pero, ¿todo el mundo lo necesita?

Lo primero vamos a dejar claro lo que es un curetaje, que es el nombre que se le da al tratamiento mediante el cuál se elimina la placa bacteriana, el sarro y todas las bacterias que se pueden encontrar bajo las encías.

Por lo tanto, es un tratamiento para la prevención y la reparación en una periodontitis, una vez que las encías se han inflamado a causa de esos elementos que retiramos en el curejate.

Y ¿Por qué se le denomina curetaje? Pues por la herramienta que se usa para raspar la raíz del diente, aunque el nombre concreto de esa herramienta sería más correctamente raspador o alisador radicular.

Y es que durante del proceso no se elimina ningún tejido, como se realiza en otros tratamientos que reciben ese mismo nombre, pero en otras partes del cuerpo o en heridas.

curetaje-reyes-de-navarra

¿Y cuando se debe hacer este curetaje?

Pues, aunque la gente llegue y te lo pida, como quien pide un kilo de zanahorias, no todo el mundo ni siempre se puede realizar esta intervención.

Para que se valore la posibilidad de realizarlo, antes se debe explorar y analizar todos los elementos que pueden verse afectados al realizar el curetaje. Una vez estudiado y analizado la situación, entonces es cuando se realizará, o no, el tratamiento.

El uso de radiografías y sondajes, nos ayudará a hacernos mejor una idea de lo que nos vamos a encontrar una vez que empecemos con todo el procedimiento, y así no encontrarnos sorpresas.

Si observamos que existe una gran cantidad de sarro, entonces se puede proceder a realizarlo, ya que, al encontrar tanta cantidad en la zona supragingival, nos puede indicar que también hay una gran cantidad en la zona subgingival.

Muchos de vosotros podéis llegar a decirnos que este tratamiento es como una limpieza dental, pero nada más alejado de la realidad.

Para la eliminación de gran parte del sarro, en muchas ocasiones con un dispositivo de ultrasonidos, ya podemos eliminar las manchas y el sarro que hay por encima de las encías, siempre ayudados con la cureta.

Sin embargo, para realizar el curetaje, al tener que incidir aún más en la zona de la encía, levantándola para poder acceder mejor a todos sus rincones y así eliminar todo el sarro, es necesario el uso de anestesia.

Sobre todo, la anestesia se usa para evitar una gran incomodidad al paciente, por todo lo que vamos a tener que manipular la zona donde se va a realizar el curetaje. Es un tratamiento que produce algo de dolor al paciente, y para evitar ese sufrimiento, se le anestesia. En una limpieza normal, no hace falta esa anestesia.

Y este tipo de tratamientos no se van a realizar sobre toda la boca, sino que está pensado y dirigido a hacerlo solo en una zona muy específica y localizada.
Si eres de los que piensan que le hace falta un curetaje, no lo dudes, pide tu cita en nuestra página web a través del formulario.