mordida-abierta-portada-reyes-de-navarra

Cuando cierras la boca, ¿los dientes frontales superiores no contactan con los inferiores? Entonces puedes tener un caso de mordida abierta.

Es una maloclusión que comienza a detectarse en edades muy tempranas, fácilmente corregibles, y que, hoy por hoy, a pesar de ser un problema de salud que puede empeorar tu vida, tiene múltiples opciones para su corrección.

En estos casos de mordida abierta, la arcada superior no hace el contacto correctamente con la arcada inferior, por lo que el simple hecho de cerrar la boca puede llegar a ser un imposible.

Problemas derivados de la mordida abierta

De esta situación se derivan una serie de problemas que podemos ver a continuación:

No se puede realizar la acción de masticar correctamente, por lo que los alimentos pueden no llegar en el mejor estado a la hora de digerirlos. Ya sabes que la digestión comienza en la boca, y esto puede derivar en problemas intestinales.

La pronunciación no es la correcta, y aunque hoy en día esto no suponga un estigma, como podría llegar a darse en otras épocas, puede resultar muy incómodo a algunas personas. Un ejemplo claro de un problema en la pronunciación por una mala oclusión, es el seseo al hablar.

mordida-abierta-blog-reyes-de-navarra

La articulación temporomandibular puede verse comprometida, sobre todo si no se ataja a tiempo esta mordida abierta, provocando otro tipo de síntomas como pueden ser el dolor de cabeza, entre otros.

El tener la mordida abierta puede también ocasionar problemas respiratorios, ya que la tendencia de las personas que padecen este tipo de maloclusión es a respirar por esa zona, lo que conlleva a un empeoramiento de la mordida abierta.

Causas de la mordida abierta

Las causas que llevan a esta maloclusión pueden ser variados, y por norma general, se deben a costumbres o hábitos nocivos, que llegan a deformar la mandíbula, o pueden interferir en su desarrollo.

Aunque también cabe decir, que, en algunos casos, el desarrollo de la mordida abierta, sea del tipo que sea, se debe a una carga genética heredada.
Como te comentábamos, por norma general, la aparición de la mordida abierta se da en niños de corta edad, por lo que ya podemos suponer a qué se debe esta maloclusión.

El uso prolongado del chupete, o la succión del pulgar, como sustituto al chupete, es una de las principales causas de la aparición de este tipo de maloclusión.

Así que, como ves, teniendo un control sobre nuestros bebés y corrigiendo ciertas conductas, podemos evitar la mayoría de mordidas abiertas. Aunque otras, como la mordida abierta posterior, que surge cuando no han aparecido todos lo dientes en la zona posterior, no pueden ser controladas con un simple cambio de hábitos.

Tratamientos

¿Y cuáles serían los tratamientos para corregir esta maloclusión? Pues utilizando los diferentes tipos de ortodoncia, según sea el caso o según sea necesario.

En último término, se tendría que recurrir a un tratamiento de ortodoncia y cirugía para los casos más severos y extremos. Pero como decimos, esto se realizaría en casos extremos y con un deterioro muy grande.

Así que no lo dudes más, y si piensas que puedes sufrir de este trastorno, pide tu cita aquí (https://reyesdenavarra.com/pedir-cita-previa/) y te atenderemos encantados