llaga en la boca-blog1-portada-reyes-de-navarra
Estás tan tranquilo y de repente notas un dolor en tu boca o en tu lengua, te acercas al espejo y ahí aparece, una llaga en tu boca.

Una de las heridas más incómodas que aparecen en más de una ocasión, y que puedes ser provocada por multitud de razones.Por eso hoy en nuestro blog, vamos a repasar las causas por las que se producen. Cómo podemos acabar con ellas lo trataremos en entradas posteriores, así que no te pierdas todas las entradas de nuestro blog.Aunque lo primero de todo es saber exactamente de donde vienen estas llagas, ¿verdad?

¿Qué es una llaga en tu boca?

Es un orificio provocado en tu mucosa oral cuando se rompe la capa celular más superficial, o por lo menos eso es lo que indica el manual Merck

Son pequeñas heridas que aparecen en la boca o en la lengua, con un color blanquecino o amarillento, de forma, por norma general, circular, con un tamaño aproximado de entre 2 a 9 milímetros, si fueran más grandes, entonces habría que hablar con tu dentista, para realizar algunas pruebas.

La parte buena, si es que tiene alguna, es que estas llagas bucales no son contagiosas, aunque vienen y van según tu higiene bucal. Como siempre, a una mala higiene bucal, es más fácil que aparezcan estas u otras enfermedades en tu boca, lengua, dientes o encías.

Una llaga en tu boca, es una lesión dolorosa y molesta, pero no suele derivar en algo más complicado, aunque no está de más tenerlas vigiladas y siempre que podamos, tratarlas, no solo para eliminarlas, sino también para reducir sus molestias.

llagas2-blog1-reyes-de-navarra

Tengo llagas en la boca, ¿Por qué?

Como ya te hemos comentado, existen diversas razones por las que aparecen llagas en las bocas, aunque no existe una razón científica y comprobada que nos indique cual es la razón exacta que provoca su aparición.

Vamos a detallar cuáles son las razones más habituales por las que aparecen estas incómodas heridas en nuestras bocas.

Infecciones: Por norma general suelen ser víricas, como puede ser el virus del herpes, que provoca llagas tanto en la piel como en la boca.

También pueden ser causadas por infecciones provocadas por hongos o bacterias, que puede que ya estén en nuestra boca y pueden desarrollarse y provocar este tipo de lesiones tan incómodas.

Alimentos o sustancias químicas: también pueden llegar a provocar la aparición de estas lesiones. Alimentos muy ácidos o incluso algunas pastas de dientes, pueden modificar o provocar que las bacterias de nuestra boca reaccionen y aparezcan estas llagas.

El tabaco: Una sustancia como el tabaco no aporta nada bueno a tu organismo y la boca es una de las partes de tu cuerpo que pueden padecer más con el consumo de esta sustancia que a la larga resulta ser tan dañina. No solo por el cáncer de boca, garganta o lengua, sino porque también es una de las causas de la aparición de las llagas en la boca.

Algunos fármacos: Sobre todo aquellos que son más agresivos con tu cuerpo, como pueden ser los tratamientos para el cáncer como es la quimioterapia. También algunos enjuagues bucales o pastas de dientes, como ya te hemos señalado anteriormente, pueden provocar la aparición de estas llagas.

Alergias, sensibilidad a algunos alimentos, o la falta de los mismos, como las vitaminas, minerales, hierro o ácido fólico, son algunos elementos más que pueden conllevar la aparición de las llagas en nuestra boca.

Quizás la más extendida sea el uso de Brackets u ortodoncia, pueden llevar a la aparición de estas llagas a causa del rozamiento de las partes de esta ortodoncia con el resto de partes blandas dentro de la boca.

El estrés, u otro tipo de enfermedades, como el SIDA, la enfermedad de Crohm  o un sistema inmunitario deficiente, pueden provocar la aparición de estas heridas en la boca.

Y por supuesto, los cambios hormonales, o las lesiones provocadas por un cepillado demasiado agresivo, un golpe o cuando te muerdes al masticar (no lo niegues, en alguna ocasión te ha ocurrido) son otras de las muchas razones que provocan la aparición de estas heridas o llagas.

De la forma de tratarlas y de cómo hacer que sea más llevadera su aparición os hablamos en próximas entradas de nuestro blog.